Lunes, Octubre 26, 2020
Inicio Destacados Un Presidente con su "propio deber de honor"

Un Presidente con su “propio deber de honor”

En una carta de 1945 que adjuntamos, el Dr. José María Velasco Ibarra, renuncia a una donación que le hacía el Presidente y Vicepresidente del Comité; José Mejía, expresando su rechazo a una colecta para donarle una casa, y en forma enérgica y enfática les contesta: “Que si recogen algún dinero lo entreguen al “Orfanato Vicente de Paúl” o al “Leprocomio de Verde Cruz”, enfatizando; que él había aceptado la Presidencia de la República para servir como un “deber de honor”.

El Dr. Velasco, vivió con pulcritud, austeridad, y mística personal. Él ha sido un ejemplo de honestidad individual, más debemos señalar que vivió de cara opuesta a la realidad. Podríamos acotar que fue un ser atemporal, que servirá de ejemplo de pulcritud, más no supo transmitir sus profundos valores a sus más cercanos colaboradores, en tanto sus discípulos, hombres jóvenes en su mayoría, invertían fondos para traer una y otra vez al Profeta, para redituar sus inversiones políticas con creces y a espaldas de el espíritu del Doctor.

Los velasquistas y los pos-velasquistas no estuvieron a la altura de ese Líder, extraído de una novela del romanticismo francés del Siglo XIX, y en lugar de que Velasco Ibarra transformara su pensamiento en semilla ética y filosófica para la sociedad con sus pensamientos vibrantes y profundos, sus más cercanos colaboradores lo usaron antes y después de su fallecimiento para germinar su codicia.

En resumen, amable lector, ésta puede ser una razón de la “Razón” de nuestra histórica y cruda corrupción.

Ramón Sonnenholzner Murrieta

IMPORTANTE

Las opiniones expresadas en este espacio son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no necesariamente corresponden a la posición editorial de Infograma, ni representan las posturas individuales de sus participantes.

Revisa más en Políticas y Términos de Condiciones

Ramón Sonnenholzner
Ramón Sonnenholzner
Analista político, radiodifusor, escritor y promotor cultural ecuatoriano. Presidente de la Fundación Garza Roja. Fundador del Parque Temático Garza Roja

Más Popular

SIN IMPUESTOS NO HAY REINO NI DEMOCRACIA

Es indudable que la violencia produce desequilibrios en la sociedad. Una sociedad que mira con indiferencia los problemas sociales, no solo queda estacionada en la indiferencia, sino que también está atrapada en una irresponsabilidad odiosa, que la deja ubicada en un onanismo estéril y en una felicidad mal sana, donde el marco de la pobreza va fermentado más bacterias para destruir la comodidad de esa burbuja social.

LA DINÁMICA POLÍTICA ECUATORIANA

La dinámica de un Sistema Político Democrático, es en esencia inestabilidad en busca de equilibrio, que se notan más sus desbalances cuando la evolución de los Partidos es muy pobre, y la sociedad observa enfrentamientos viscerales entre los criterios de los caudillos sin la participación confrontativa o concertadora de las ideas discernidas entre los miembros de los partidos y la ciudadanía.

NUESTRA PATRIA Y SUS CLANES

En el Ecuador, el canto pasional y facineroso sigue avanzando, difícilmente alguien lo detendrá ya que no existe poder moral institucional o persona con autoridad de tal género que lo detenga.

JUSTICIA A LA ECUATORIANA

En la política, entre la Partidocracia y Fachismos como el Velasquismo o el Correismo, quien tiene el poder cooptado será “Juez y Fiscal”, “acusado y acusador”, “hechor y demandante”, integrará el juzgado, y así él o ellos podrán anular el pasado y llevarse el presente y regocijosos terminarán diciendo: ¡Carajo, para eso es el poder!

Comentarios recientes